Edgaro, también conocido como Productor en Jefe, es rapero, músico y productor musical a la vez. Un artista bastante completo, de formación autodidacta y que cree en la disciplina como un arma de triunfo.

Con solo 16 años grabó su primer disco, La Fábrica y hasta la fecha no ha parado de producir. Le gusta mirar sus trabajos como un todo, por eso incursiona en tan distintas facetas de la música y trata de entender cada pieza, no desde una única perspectiva, sino como una obra de arte completa.

Natural de Alamar, se nutrió de la explosión del hip hop en los 90 y con muy pocos recursos empezó a hacer sus propios temas desde muy joven.

La búsqueda incesante de una sonoridad original, única y de encontrar su camino en el arte lo llevó a radicarse hace varios años en Nueva York. Antes de este viaje, hizo historia en el rap cubano junto a su grupo Doble Filo, uno de los hitos del género en la Isla.

También ha incursionado junto al director Benjamin del Castillo en la realización de música para cine. El estudio de la música es otro de sus tareas de vida y que no pasa por alto.

Desde fuera de Cuba, afirma, ha aprendido muchísimo sobre su propia cultura. También con el tiempo ha aprendido a desprenderse de lo sentencioso del rap que lleva casi en la sangre y a abrirse a nuevas ideas.

Luego de estos periodos de aprendizaje y crecimiento, tanto en el ámbito artístico como personal, Edgaro se prepara para lanzar su propio estudio de grabación desde La Habana y su más reciente disco, a la vez que se presenta como DJ en distintos espacios entre La Habana y Nueva York.