El artista cubano Alain Medina, conocido como Alain Dark y DJ Dark, murió este domingo a los 37 años a causa de un infarto por complicaciones de la diabetes.

Medina era un exponente de la música electrónica cubana que animaba las fiestas de la madrugada habanera desde finales de los años 90, refiere una publicación en Facebook de la revista AMPM.
Como DJ, se desempeñó junto al dúo cubano de hip hop Doble Filo e integró el cartel de los populares festivales Rotilla en la isla.

De acuerdo con el periodista Michel Hernández, DJ Dark puede considerarse un símbolo en los géneros que interpretaba y “un artista que siempre logró mantener varios proyectos al mismo tiempo, con los que buscaba desplegar toda su imaginación, energía y creatividad”.
También se le recordará como uno de los principales representantes del drum and bass en el país, aunque su trabajo abarcaba otros estilos diversos, entre ellos, el minimal.

“Sus fiestas en el underground cubano alcanzaron un alto poder de convocatoria y las llevó adelante a pleno pulmón”, apuntó Hernández en redes sociales.

Además, Medina logró presentarse habitualmente en Alemania, donde estrechó relaciones que le permitieron traer a otros DJs del país europeo a tocar en Cuba.

“Fue un dj y productor para el cual la música electrónica se convirtió en su religión y su forma de vida”, agregó Hernández.