René Navarro: un estilo propio

86

“Cuando eres DJ, una de las cosas más importantes es tu gusto musical y la selección que hagas: conocer al público”

 

René Navarro es un joven DJ cubano de estos tiempos. Trata de encontrar su espacio en medio de la complicada dinámica del arte y el movimiento de la música electrónica en particular. Su carisma y talento lo han hecho conocido en el mundo de las máquinas y seguramente lo llevarán todavía mucho más lejos.

– ¿Por qué ser DJ?
– Porque me cansé de estar en el público… Empecé a querer ser DJ hace 7 u 8 años aproximadamente. Al principio, aprendiendo principalmente, y pinchando hace unos 5 años.
-Cuando te cansaste de ser público y quisiste estar del otro lado, ¿tuviste alguna guía?
– Conocía a todo el mundo, estaba metido en el ambiente de la música electrónica, conocía a Joyvan (DJoy de Cuba), conocía a Kike (Kike Wolf)…Y lo que hice fue buscar el programa para mezclar y aprendí por mí mismo con la computadora y preguntando. Pero soy autodidacta completamente.
-¿Cuán importante es el talento natural, y cuánto la formación musical?
– La formación musical es importante, pero en mi caso, por ejemplo, yo no sé tocar ningún instrumento, no se música, no tengo conocimiento de nada de eso: todo lo mío es oído. Supongo que cuando eres DJ, una de las cosas más importantes es tu gusto musical y la selección que hagas: conocer al público. A la hora de producir es importante como tú lo escuches: si a ti te gusta cómo suena, supongo que está bien.
René Navarro no se considera a sí mismo una persona tímida, sino más bien sociable. Cuando le pregunto cómo hace para mantener el contacto con el público en sus sesiones y al mismo tiempo concentrarse en su trabajo, responde:
– Cuando estoy pinchando, aparte de estar tratando de ver como se está moviendo el público, cómo está el ambiente: trato de estar concentrado en lo que estoy haciendo. Mientras más vas pinchando en fiestas y festivales te vas a acostumbrando. Igual yo recuerdo que la primera vez que me enfrenté a un público grande fue bastante divertido.

“No me gusta sentirme frenado”

Este joven DJ cubano, que tiene como referentes a Tale of us y Mind against, confiesa que prefiere tocar su música para el público.
– ¿Cuánto te influencia la música de otros DJ a la hora de hacer tus temas?
– Cuando voy a producir trato de no copiarlos, porque al final puede parecer que estás haciendo lo mismo, algo que ya está hecho. Trato de tener mi propio estilo.
Hablando de maneras de hacer, ¿en qué genero dentro de la electrónica te sientes más cómodo?
-Cuando se trata de pinchar más tranquilo, me gusta pinchar Deep House. Pero la mayoría de las veces lo que pincho es Deep Techno, es lo que me gusta, pinchar bien arriba, no me gusta sentirme frenado.
¿Un DJ que te parezca único, que no puedas dejar de escuchar?
-Me gusta escuchar Trentemoller. Es un dj escandinavo que hace Techno, pero un Techno oscuro. Cuando voy a escuchar electrónica lo que más escucho son sus temas: una música electrónica complicada, bien hecha.
– ¿Un género musical aparte de la electrónica?
– Rock and roll
¿Un músico?
– Alice in Chains
Si no fueras DJ, ¿qué profesión te hubiera gustado tener?
– Estoy bastante feliz con lo que soy. Mucha gente no tiene la suerte de llegar a ser lo que quieren. Cuando yo decidí ser algo en la vida, después de llevar mucho tiempo yendo a fiestas de música electrónica y escuchando música electrónica, decidí probar si podía ser DJ. Hasta el momento no me arrepiento, no creo que hubiera podido ser otra cosa.

“Todavía hay instituciones y lugares que ni siquiera ven al DJ como músico”.

– ¿Qué crees de la música electrónica en Cuba ahora mismo? ¿Qué le falta, qué le sobra?
-¿Qué le sobra?… No le sobra nada. Le falta apoyo institucional, faltan seguidores también. Deberían tomar la música electrónica más en serio más allá de los que estamos dentro del movimiento; todavía hay instituciones y lugares que ni siquiera ven al DJ como músico.
¿Crees que la situación del movimiento de la música electrónica en Cuba ha cambiado?
– Ha cambiado, pero para peor. Yo empecé a escuchar música electrónica con 17 años y tengo 32 años ahora: llevo como 15 años en este mundo y antes había más personas en la escena de la música electrónica. Hay personas que han ido entrando en años, tienen familia, otros se han ido a vivir en otros lugares; pero creo que hay un problema con las nuevas generaciones.
– Unas palabras a los coocuyos…
-Que no se dejen amedrentar y que tenemos que seguir pa’lante. Están sucediendo cosas bastante buenas, hay mucha gente haciendo cosas interesantes ahora mismo, gente de aquí y gente del exterior. Creo que las cosas van a cambiar.