Desde su página oficial en internet (http://banderastudio.com) se anuncian como artífices de producir, grabar, divulgar y distribuir música cubana en general, con un interés marcado en el Rock&Roll. Bandera Studio “ofrece a las bandas y artistas del género un espacio para la creación de material musical propio, representación y diseño de imagen”, declaran.

Con Mene como Director creativo, Lorena Gamboa en la Imagen y producción, Lisset Díaz en las Relaciones públicas y Ailén Solanes como Productora musical, funciona el sello. Pero su equipo es mucho más grande y está integrado por muchos jóvenes creadores, entre ellos también músicos, realizadores audiovisuales, diseñadores, fotógrafos, periodistas, etc., que crean un grupo heterogéneo pero similar en el interés de hacer un buen trabajo en favor de la música.

Según quienes llevan adelante esta tarea, la misión de Bandera es “legitimar un movimiento cultural y asegurar su autonomía y sostenibilidad desde la construcción de una infraestructura dinámica, actual y eficiente; encontrar al talento joven que no tiene donde producir o prefiere hacerlo de forma Indie y vincularlo con artistas de mayor experiencia”.

Por eso en su nómina encontramos grupos de distintas tendencias y estilos. Jorgito Kamankola, Felixsandro, Héctor Téllez Jr., Mene Rhombea y las agrupaciones Luces Verdes, Collector, Miel con Limón, Tracks y Sweet Lizzy Project conforman el line up oficial del sello, que además suele interactuar con otros artistas y al que en el futuro seguro se sumarán muchos más.

Ejemplo de esta “interactividad” de los músicos y bandas que conforman Bandera fue su participación como un megagrupo en el concurso Primera Base del Festival Havana World Music, que bajo el mismo nombre de Bandera arrasó en los escenarios de Fábrica de Arte Cubano y en el parque Metropolitano.

Más recientemente, en la Tropical, estos chicos volvieron a la carga y nos regalaron una noche llena de Rock&Roll. Este concierto prometió ser el primer evento de muchos otros por venir. Incluso, dentro del sello, ya se cosecha la idea de un posible festival que promueva las sonoridades del indie rock, el pop rock, el blues, y cualquier tipo de experimentación sonora, alrededor del Rock&Roll.

La idea es “insertar el Rock&Roll cubano en la escena musical regional a fin de convertir a BandEra en el epicentro de una nueva ola y propiciar el intercambio y el encuentro con profesionales del mundo”, explican desde su web.